¿Por qué es indisoluble el matrimonio?



El matrimonio es indisoluble por tres razones: por un lado porque corresponde a la esencia del amor el entregarse mutuamente sin reservas; luego porque es una imagen de la fidelidad incondicional de Dios a su creación; y es también indisoluble finalmente porque representa la entrega de Cristo a su Iglesia, que llegó hasta la muerte en Cruz. [1605, 1612-1617, 1661]

 

En un tiempo en el que en muchos sitios se rompen el 50 por ciento de los matrimonios, cada uno que perdura es un gran signo, en definitiva un signo de Dios. En esta tierra en la que tantas cosas son relativas, los hombres deben creer en Dios, el único absoluto. Por eso todo lo que no es relativo es tan importante: alguien que dice absolutamente la verdad o es absolutamente fiel. La fidelidad absoluta en el matrimonio no es tanto un testimonio del logro humano como de la fidelidad de Dios, que siempre está presente, aun cuando a todas luces le traicionamos y le olvidamos. Casarse por la Iglesia quiere decir confiar más en la ayuda de Dios que en la propia provisión de amor.

email

Palabra del Día

  • Primera Lectura Hch 2,1-11: Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar
  • Segunda Lectura 1Cor 12,3b-7.12-13: Hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo
  • Salmo Salmo responsorial 103: Envía tu Espíritu, Señor, y repuebla la faz de la tierra
  • Semana del 8 al 14 de Junio de 2014 – Ciclo A Pentecostés

  • Evangelio Jn 20,19-23: Reciban el Espíritu Santo
  • Leer »

Conoce tu Iglesia

Noticias Externas

Ver Más »

Patrono de nuestra comunidad

Palabras Clave Entrantes